¿Cómo saber si un gato es hembra o macho?

¿Cómo saber si un gato es hembra o macho siendo recien nacido?

Los gatos se reproducen fácilmente, con lo que no es bastante difícil encontrar en refugios de animales a muchos gatos recién nacidos esperando ser adoptados.

Muchas personas deciden adoptar un gato sin saber su sexo pensando que no es un detalle esencial y que van a ser capaces de descubrir con el tiempo. No obstante, no es un detalle para pasar por alto, pues el sexo determina algunos comportamientos en los gatos, singularmente en el periodo de amor.

Por esta razón, te explicamos de que manera comprender si un gato es macho o hembra.

Tabla de contenidos

    Características físicas de un gato macho
    Características físicas de un gato
    Identificas el sexo de tu gato?
    Personalidad de un gato macho
    Personalidad de un gato

Características físicas de un gato macho:

Si bien pueda parecer simple, en ocasiones es complicado determinar el sexo de un gato, singularmente si es pequeñísimo o bien si está castrado, si se trata de un ejemplar adulto.

¿De qué forma distinguir un gato macho de una hembra? Los genitales del gato macho se componen de dos escrotos y pene.

    Este escroto está cubierto de piel y es identificable por el hecho de que se pueden ver dos pequeños testículos que son del tamaño del grano de una cereza pequeña o bien entera en los adultos. El saberlo ha de ser evidente a la vista y al tacto. En el caso de un gato castrado no hallarás testículos, como es natural, pero vas a poder observar una pequeña bolsa de piel suave y vacía (el escroto).

    El pene se halla en el centro del pelo sobre los testículos y sale entre las piernas del felino.

    El ano y el pene son bastante separados, cuanto menos de tres centímetros (1 centímetro en el caso de gatos pequeños).

Características físicas de un gato:

Determinar el sexo de un gato en ocasiones es más simple pues es preciso identificar menos elementos. Si piensas que tu gato no es un macho y no estás cien por cien seguro, sigue leyendo y descubre si tu gato es hembra. En la gata, los genitales son la vulva en linea vertical a un centímetro del ano, como si fuera una i.

    Ano: está justo bajo la cola, muy simple de reconocer.

    Vulva: La vulva es una grieta vertical. La distancia máxima entre y vulva es de 1 centímetro, en contraste al gato macho.

Se puede ver, la anatomía de un gato es fácil de identificar y como adulto alcanza un tamaño medio.
¿ Sabes identificar el sexo de tu gato?

Si no has podido comprender si un gato es macho o hembra, te recomendamos que vayas al veterinario que te va a ayudar a determinarlo.

Personalidad de un gato macho:

Si piensas en adoptar un gato, aparte de las diferencias físicas, precisarás conocer las diferencias desde cierto punto de vista conductual.

Los machos en general, tienen más carácter que las hembras y son más grandes de tamaño. No obstante, puede haber salvedades, si tu gato es macho puede mostrarse muy cariñoso y querer mimos. En general, tienen un carácter fuerte y algo áspero y no confían de forma fácil en extraños como lo hacen las hembras.

Por naturaleza son exploradores a los que les encantan descubrir cada rincón de la casa. Si tienes otros gatos machos, singularmente ael comienzo de la riña va a ser usual entre ellos tanto para determinar quién domina el territorio, y para conquistar a una gata en el celo. Para evitar muchos inconvenientes relacionados con la territorialidad, te recomendamos que castres el gato.

En un gato sin castrar, la vida sexual va a ser una prioridad y no poder salir de la casa para proseguir su instinto puede producir irritabilidad y también inquietud. En los casos más extremos, el gato puede llegar a perder el hambre y dormir, mostrarse agresivo y mear por todos los rincones de la casa.
Personalidad de un gato

Se acostumbra a decir que las gatas son más sociables, cariñosas y apegadas a la casa, que es su sitio común. Es verdad que, por lo general, las gatas son más sociables y requieren más mimos que un gato macho, tambien hay casos de gatas independientes a las que les agrada salir a la calle y no quedarse apenas en casa.

Las gatas, como posibles madres, sienten cambios bruscos en el ambiente que las rodea pues sienten que son riesgos para su seguridad. Defienden lo que es suyo con fuerza y son posesivas con sus dueños.

Las gatas, aun aquellas a los que les agrada quedarse en casa, padecen mucho cuando entran en celo, tienden a intentar huir y producir infinidad de maullidos, en especial de noche. Si bien no es un comportamiento común, pueden mear en la casa y desarrollar trastornos relacionados con el celo como quistes en los óvulos. Por tal razón aconsejamos esterilizarlas. De esta forma evitarás embarazos no deseados, escapes o bien problemas de salud.