¿Cómo ven los gatos a las personas?

¿De qué forma ven los gatos?

Los gatos son afines a los de los humanos, la evolución de su visión se ha desarrollado para progresar la actividad de caza de estos animales, predadores por naturaleza. Para ser cazadores óptimos, han de ser capaces de percibir los movimientos de las cosas que los rodean cuando no hay mucha luz e inclusive si no ven muchos colores, no es verdad que vean todo en blanco y negro. En lo que se refiere a la calidad de las imágenes, podemos decir que ven peor que cuando tratamos de centrarnos en objetos de cerca, al paso que tienen un campo de visión más extenso que los humanos y son capaces de ver en la oscuridad.

Si deseas saber de que forma ven los gatos, lee el artículo en el que te mostramos seis curiosidades de que manera ven gatos.
¡Los gatos tienen ojos más grandes que los humanos!

Los ojos de los gatos son mayores que los de los humanos debido a su natura de depredadores. El hecho de que los ancestros de estos felinos, o gatos salvajes, precisaban apresar a lo largo de bastante tiempo, aprovechando tantas horas como fuera posible, para conseguir comida hicieron que el tamaño de los ojos del gato cambiara y aumentara. Los gatos tienen visión binocular y tienen un mayor campo de visión que los humanos, esto les deja apresar mejor teniendo una visión más extensa. En realidad, los ojos de los gatos son muy grandes respecto a su cabeza, si los equiparamos con las proporciones de nuestro cuerpo.
¡Los gatos ven ocho veces mejor con poca luz!

La necesidad de que los gatos salvajes extiendan la duración de la caza durante la noche, los ancestros de los gatos familiares desarrollaron la visión nocturna de seis a ocho veces mejor que los humanos. Son capaces de ver bien aun en condiciones de poca luz pues tienen más fotorreceptores en la retina.

Sin embargo, los gatos tienen el llamado tapetum lucidum, un tejido ocular, que refleja la luz tras absorber una gran parte de ella y antes de llegar a la retina, lo que les deja tener una vista más limpia de noche o en la oscuridad. Esto explica porque razón sus ojos brillan en la oscuridad. Cuanto menos luz haya, mejor van a ver los gatos que los humanos. Por su parte, no obstante, siempre y en todo momento debido a la presencia del tapetum lucidum en las células fotorreceptores, ya que los felinos ven peor con la luz del día, pues absorben demasiado.
¡Los gatos ven más turbio con la luz del día!

Como mentamos ya antes, las células de visión de la luz y del gato son diferentes de las nuestras. Si bien los humanos y los felinos comparten exactamente el mismo tipo de fotorreceptores, los conos que dejan distinguir los colores, que se ve en blanco y negro en condiciones malas de luz, no se distribuyen en exactamente la misma proporción. Además de esto, en los gatos, no están conectadas de manera directa al nervio óptico y, en consecuencia, al cerebro, como sucede en los humanos, sino primero están conectadas entre sí formando pequeños conjuntos de fotorreceptores. Por ende, la visión nocturna de los gatos es mucho mejor que la nuestra, al tiempo que a lo largo del día sucede lo opuesto. Estos animales ven más turbio y menos agudo a lo largo del día por el hecho de que sus ojos no mandan información precisa al cerebro a través del nervio óptico en el que las células precisan ser más estimuladas.
¡Los gatos no ven en blanco y negro!

En el pasado se creía que los gatos solo veían en blanco y negro, mas esta creencia ha sido superada por el hecho de que muchos estudios han probado que los felinos pueden reconocer determinados colores, todo depende de la cantidad de luz.

Con lo que hemos dicho, los fotorreceptores empleados para los conos de percepción del color. Los humanos tienen tres tipos diferentes que atrapan la luz roja, verde y azul, al tiempo que los gatos tienen solo dos, que son los que atrapan la luz verde y azul. Es por tal razón que son capaces de ver los colores fríos y ciertos tonos de colores cálidos. Por poner un ejemplo, el amarillo y el rojo lo percibe como un gris oscuro. Además de esto, ni tan siquiera son capaces de percibir colores refulgentes y sobresaturados como los humanos, pero son capaces de ver algunos colores como los perros.

Otro elemento que afecta a la vista de los gatos es la luz. Los felinos, en la oscuridad solo ven en blanco y negro. Si hay poca luz, no son capaces de reconocer ningún color.
¡Los gatos tienen un campo de visión más amplio!

Los felinos tienen un campo inmenso de visión de doscientos grados, al tiempo que el de los humanos es de ciento ochenta grados. Si bien la diferencia es mínima, es significativo si equiparas la visión periférica.

¡Los gatos no pueden concentrarse de cerca!

Finalmente, los humanos tenemos una mayor agudeza visual tratándose de enfocar objetos de cerca por el hecho de que nuestro campo periférico de visión es menor que el de los gatos (veinte en frente de sus 30º). Es por esta razón que los humanos pueden centrarse en objetos con nitidez de hasta treinta metros de distancia, al paso que para los felinos esta distancia se reduce a todo solo seis metros. Esto asimismo se debe al hecho de que, teniendo los ojos más grandes, los gatos tienen menos músculos faciales. No obstante, la carencia de visión periférica les da mayor profundidad, lo que es fundamental para un buen depredador.