¿Cuándo mudan los dientes los gatos?

¿A qué edad se le caen los dientes a los gatos?

Los gatos cambian sus dientes infantiles en dientes finales conforme crecen. Si tienes un cachorro de gato en la casa y hallas un diente en alguna parte, no debes preocuparte pues es muy normal que cambie de diente.

Lee este artículo donde vamos a hablar sobre las peculiaridades de este proceso en los gatos y de qué manera sucede.

Tabla de contenidos

    Dientes de leche en el gato
    ¿Cuándo los gatos pierden sus dientes infantiles?
    Caída de dientes infantiles en el gato: ¿es doloroso?
    En un gato adulto

Dientes de leche en el gato:

Los gatos nacen sin dientes y a lo largo de las primeras semanas de vida solo pueden alimentarse con leche materna. Los llamados dientes infantiles en el gato aparecen en la tercera semana de vida, más o menos del día 16,

Primero aparecen los incisivos, luego los caninos y por último los premolares, para un total de dos dientes de cara a la octava semana y finalizaran el cambio de diente obteniendo un total de treinta dientes. Además de pequeños, estos dientes son bastante afilados, con lo que tras un tiempo la madre va a dejar de amamantar a los cachorros debido al dolor. 

¿Cuándo los gatos pierden sus dientes infantiles?

Es preciso saber que la caída de los dientes infantiles en el gato ocurre en torno a los tres o cuatro meses, cuando empieza a ponerse los dientes finales. Es un proceso considerablemente más lento. No debes preocuparte si hallas un diente de gato en este periodo.

Si notas anomalías en el cambio de los dientes del gato, llévalo al veterinario para saber cuál es la opción mejor para asegurarte de que todos y cada uno de los dientes salen apropiadamente.
Caída de dientes infantiles en el gato: ¿es doloroso?

La reposición de dientes infantiles con dientes terminantes causa fatigas y dolores en el gato, del mismo modo que sucede en los pequeños humanos. Posiblemente el gato:

    Siente dolor.
    Tiene las encías irritadas.
    Saliva mucho.
    Respira mal.
    Es particularmente susceptible.
    Se toca la boca con las patas.

A consecuencia de estas molestias, posiblemente el gato se niegue a comer debido al dolor que siente y va a tratar de arañar todo lo que encuentre, por el hecho de que esta acción calma la irritación de las encías.

Para evitar que destroce los muebles de casa y todo cuanto encuentre, aconsejamos adquirir juegos de gatos de plástico suave. Retira objetos de valor y objetos peligrosos para él, de la zona donde se encuentre el gato y recompénsalo con refuerzo positivo al jugar con lo que le das. Aconsejamos que suavice el alimento del gato con agua o con caldo sin sal a fin de que sea más simple de masticar. En este periodo, se pueden reemplazar el pienso por comidas envasadas húmedas, en tanto que es más suave y apetecible.
En un gato adulto:

Se afirma, el gato pierde sus dientes infantiles para ponerse los últimos cerca de los seis y siete meses. Estos son los dientes que el gato va a tener para toda la vida, con lo que los especialistas dan múltiples consejos para mantenerlos sanos y en estupendas condiciones, como cepillar los dientes del gato de cuando en cuando y darles piensos singulares para que sus dientes se encuentren en estupendas condiciones.

Los dientes definitivos son duros y perdurables. Los más largos son los caninos, al tiempo que los molares están más aplastados que el resto. Cuando lleves al gato al veterinario, asegúrate de que le revise la boca para confirmar de que el gato está bien.