¿Cómo enseñar hacer sus necesidades a un cachorro?

¿Cómo enseñar a hacer sus necesidades a un cachorro?

De qué manera instruir a un cachorro dónde hacer sus necesidades.

Uno de los primordiales misterios de los dueños que terminan de adoptar un animal es el de educar a su cachorro a realizar sus necesidades en el sitio adecuado. Absolutamente a nadie le agrada hallar sorpresas en la casa, un perro cuando aún es pequeñísimo, no sabe de qué forma controlarse a sí mismo. Pese a eso, deja de preocuparte. En este artículo te mostramos de que manera educar a un cachorro y donde hacer las necesidades.

Le vamos a dar consejos útiles y prácticos a fin de que todo el proceso sea ventajoso tanto para el cachorro como para ti.

Es importante que tengas presente ciertas cuestiones:

Tanto si tienes un perro adulto y como si terminas de adoptar un cachorro, primero debes revisar si el perro orina en la casa por el hecho de que está enfermo. Si tiene un cachorro últimamente, tenga presente que puede tener alguna enfermedad que no se es consciente. Por servirnos de un ejemplo, una cistitis o infección puede hacer que el perro orine con más frecuencia.

De forma frecuente diríase que los perros son animales habituables. Escoge desde el comienzo las horas estables para hacer que tu cachorro coma. Hacer esto te ayuda a calcular más o menos en qué momento quiere realizar sus necesidades.

Escoge un área fija donde precises efectuar sus necesidades. No debe situarse cerca del tazón donde come, bebidas o donde duerme.

Es ineludible que tu perro va a hacer ciertas de sus necesidades donde no debería. Cuando esto suceda, limpia tan pronto como sea posible para suprimir los olores, en caso contrario tu cachorro puede asociar ese sitio con el sitio adecuado para seguir haciendo sus necesidades ahí.

No le regañes al cachorro, ¿regañarias a un bebé por orinarse? Hasta los seis meses de edad el perro no controla su vejiga por completo. Por tanto, ten paciencia concentra tus sacrificios enseñándole dónde se encuentra el área conveniente.

Este es un proceso muy simple.Debes escoger el área donde vas a poner los empapadores y cuáles van a ser los horarios de comida de tu perro.

Al preparar la zona del sitio, ha de estar lejos de donde come, bebe o duerme. Pon los empapadores o las hojas de periódico en el suelo tratando de cubrir una zona muy grande. Deja de preocuparte, no va a durar mucho esta fase. Cuanto más grande sea el área al comienzo, más veloz va a aprender el cachorro. Conforme aprendas, puedes reducir la amplitud de la zona.

Métodos de instruir a un cachorro a mear en empapadores o en un periódico.

La cosa más normal es que su perro haga sus necesidades a tiempo. Hay señales anatómicas que señalan que tu perro necesita hacer sus necesidades. Estos son los más frecuentes:

    Caminar rapidísimo e inquieto.

    Cambios para formar ciclos.

Muchos perros sencillamente empiezan a llorar mientras que miran a su amo con una cara inaguantable. Enseñar a tu perro implica aprender a comprender su idioma. Cuando sepas que el tiempo se aproxima o notas ciertas señales de tu perro llévalo al área designada y espera a que se despeje. Cuando acabe felicítalo y darle un refuerzo positivo ofreciéndole una golosina.

Cambia con frecuencia los empapadores o periódicos, pero deja una pieza mojada. Este olor le recordará que es el sitio adecuado para hacer sus necesidades.

Ver a tu cachorro aprendiendo a hacer sus necesidades en el área determinada, puede reducir poco a poco más la amplitud de la zona. Los perros se habitúan a mear siempre y en toda circunstancia en exactamente el mismo sitio, en consecuencia, con el tiempo va a aprender y se transformará en autónomo.
Si no le enseñaste apropiadamente a tu perro dónde debe hacerlo, despreocúpate y no le chilles, no lo hace intencionalmente. Moje un pedazo de papel con su orina colocándolo en el sitio adecuado y también inténtalo nuevamente. Jamás se lo restriegues en el hocico,
es muy habitual que los dueños aproximen al morro de su perro los restos de sus necesidades, no es recomendable hacerlo en tanto que no vale de nada, al contrario, corre el peligro de llevar al perro a recurrir a la coprofagia (comerse sus necesidades) para no correr el peligro de ser regañado nuevamente.haciendo esto el perro piensa que le impones a que se lo beba o se lo coma, por lo que acabaría haciendo esta barbaridad como hábito obligado. No te olvides de darle su premio cuando entra en el área designada y haga sus necesidades, te va a ayudar mucho.

Desde los seis meses tu cachorro va a aprender a controlar bien su vejiga.

Es importante apuntar que aun el perro ha aprendido a hacer sus necesidades, en ningún caso debe sustituirse sus paseos, estos animales precisan tomar aire y hacer ejercicio. Tan pronto como el perro pueda salir a la calle (al comienzo debe continuar en la casa hasta vacunarse), precisas decidir sobre una rutina para sus paseos. Escoger un área de la casa para sus necesidades es solo una solución temporal hasta el momento en que el cachorro aprende a controlar su vejiga hasta salir a pasear.

Lo que hemos dicho es esencial por dos razones. La primera es la socialización, el proceso por el que tu perro aprende a relacionarse con los humanos y otros perros. La segunda razón es que, sin darnos cuenta, podríamos llevar al perro a meditar que solo debería hacer sus necesidades en el lugar preparado. Si bien te parece extraño, hay perros que se niegan a hacer las necesidades en el parque. Es normal, interiorizaron que deben hacerlos en los empapadores o en las hojas de periódicos. Si experimentas tal situación, debes educar a tu perro que los cesped, jardineras son el sitio adecuado para realizar sus necesidades.

Llevar a tu perro a caminar de media a una hora tras la comida o poco tiempo después tras haber estado bebiendo agua. Cuando haya hecho sus necesidades, dale un premio. Con lo que, poquito a poco, tu perro comprenderá que la calle y en los paseos es el sitio conveniente.

Ahora que has aprendido a educar a tu perro dónde hacer sus necesidades, todo cuanto debes hacer es tener un tanto de paciencia y apreciarás los primeros resultados.