Mi gato tiene la barriga hinchada y dura

¿Por qué razón mi gato tiene la barriga hinchada y dura?

En este artículo vamos a hablar de porque el gato tiene la barriga hinchada y dura. La gravedad de la situación depende de forma directa de la causa, que puede ser una infección parasitaria interna, peritonitis infecciosa felina o hipercortisolismo (conocida como la enfermedad de Cushing).

Mi gato tiene la barriga hinchada y dura

Vamos a ver todas y cada una de las causas de esta situación en detalle, si bien las consecuencias dependen primordialmente del sexo, la edad y la condición del gato. Para finalizar, vamos a explicar de qué manera prevenir y de qué forma abordar el inconveniente.

Tabla de contenidos

Gato con el vientre hinchado.

La contestación más habitual de porque razón el gato tiene un vientre hinchado y duro es por el hecho de que tiene parásitos internos o gusanos, en especial si es pequeño. La condición es simple de reconocer pues el gato es pequeño y tiene un vientre demasiado grande en comparación con su tamaño. En un caso así debes llevarlo al veterinario para desparasitarlo y es aconsejable establecer un calendario para tratamientos antiparasitarios.

Si el gato tiene un vientre hinchado y tiene diarrea, el resultado de infección de parásitos en el sistema digestivo es grave. Además de esto, pueden ser perceptibles tanto en heces como en sangre. El veterinario va a tomar una muestra de ella para observarla bajo un microscopio y comprender qué tipo de parásito es para poder tratar apropiadamente al gato. 

No siempre es posible encontrar e identificar el parásito con una sola muestra, y en un caso así va a ser preciso tomar muestras en varios días. En todo caso, la intervención del veterinario es esencial, pues una infección grave podría ocasionar mucha diarrea y, como resultado, el gato podría deshidratarse lo bastante como para estar en riesgo su vida.


Causas de ascitis en el gato con la barriga hinchada y dura:

La acumulación de líquido en la cavidad abdominal se llama ascitis. Puede tener varias causas y se precisa una terapia veterinaria conveniente para reconocerlo y tratarlo. La ascitis es una de las condiciones que lleva al gato a tener un vientre hinchado y duro.


Peritonitis infecciosa felina en el vientre hinchado y duro en el gato:

Es una de las enfermedades más graves de los gatos y se manifiesta con el vientre hinchado y duro. Es una enfermedad viral que causa inflamación del peritoneo, o sea, la membrana que cubre el interior del abdomen o bien otros órganos como el hígado o los riñones. Hay una vacuna contra esta enfermedad, puesto que es muy infecciosa entre los gatos.

El gato puede tener algún que otros síntomas como fiebre crónica y anorexia. Puede padecer inconvenientes respiratorios por derrame pleural y, en dependencia de los órganos perjudicados, puede tener ictericia, inconvenientes neurológicos, etc.


Tumores hepáticos en la barriga hinchada y dura:

Un tumor en el hígado es otra de las causas de la barriga hinchada y dura en una gata. Este es un inconveniente común en edad avanzada, que muestran otros síntomas no concretos, por tanto comunes a diferentes enfermedades y que no ayudan a identificar a uno particularmente, singularmente cuando la situación es más grave.

Una distensión abdominal, debido a lo que semeja que la gata tiene un vientre muy grande, observarás anorexia, con pérdida de peso, incremento de los tiempos en que toma y en los que orina y devuelve. El veterinario efectuará el diagnóstico y el pronóstico depende del tipo del tumor.


Hiperadrenocorticismo en gatos con la barriga hinchada y dura:

No es muy común, pero esta enfermedad es una de las causas por las que un gato tiene el vientre hinchado y duro. El hiperadrenocorticismo o la enfermedad de Cushing es ocasionada por la sobreproducción de glucocorticoides ocasionada por tumores o hiperplasia. Para tratarlo deberá ponerse en contacto con el veterinario.


Gato con vientre duro:

Estas causas te ayudarán a comprender por qué razón una gata tiene un vientre hinchado y duro, en el caso de gatas es muy normal que tengan un vientre duro si están a puntito de dar a luz. Las contracciones sirven para preparar el útero y facilitar la salida de los cachorros. No obstante, la distensión abdominal en gatas aparece en el caso de enfermedades uterinas a las que pueden estar asociadas infecciones para las que es precisa la terapia veterinaria para evitar esta clase de inconveniente, la mejor solución es esterilizar a la gata.

Este artículo es puramente informativo, no estamos en nuestro derecho a prescribir tratamientos veterinarios ni hacer ningún tipo de diagnóstico. Le invitamos a llevar a su mascota al veterinario en el caso de que tenga algún tipo de sospecha y de malestar del animal.