La gastritis de los gatos

Síntomas y como curar la gastritis en los gatos:

En este artículo, te ayudaremos a identificar la gastritis en el gato. La gastritis en el gato puede ser leve, repentina o cronica, con lo que los síntomas serán leves o van a durar con el tiempo. Salvo que los inconvenientes estomacales en el gato sean muy leves, puntuales y resueltos de manera espontánea, deberemos ir al veterinario para identificar la causa de la incomodidad y a fin de que prescriba el tratamiento conveniente, en el que la alimentación desempeñará un papel esencial.

Si sospechas que tu gato puede estar padeciendo de ciertos inconvenientes estomacales, sigue leyendo para descubrir todos y cada uno de los síntomas y saber de qué manera identificar la gastritis en el gato.

Tabla de contenidos

    Gastritis del gato: síntomas
    Gastritis el gato: enfermedades comunes
    Gastritis gato: cuidado
    Gastritis en el Gatito
    Gastritis gato: qué comer

Gastritis del gato, síntomas:

La gastritis es una inflamación del estómago que en general se identifica por vómitos, pérdida de hambre, náuseas y fiebre. Los síntomas de la gastritis en el gato acostumbran a ser los siguientes:

    Efectos secundarios en el gato: En ocasiones con moco o sangre, pueden ser expulsados una o dos veces al día o ser más usuales.
    Diarrea en el gato: Consiste en la emisión de heces líquidas en escaso tiempo.
    Vómitos del gato: Puede ocurrir cuando el gato no asimila bien las bolas de pelo, si el gato ha sido envenenado o bien intoxicado, etc.
    Parásitos: Conocidos como borborigmos estomacales o bien rugidos de estómago.
    Cuando se acentúan los inconvenientes digestivos, el gato se encontrará en mal estado, además de esto, va a perder peso, notaremos anoréxia y apatía. Esto puede deberse a que el felino tiene dolor estomacal.
    En ciertas afecciones, como la enfermedad inflamatoria intestinal, el gato puede tener un incremento del hambre.

La frecuencia de estos síntomas es otro factor a comprobar: 

Si el gato devuelve una vez no es alarmante, debemos asegurarnos de que su comida sea conveniente, que se cuide interiormente y debamos comprobar las bolas de pelo. No obstante, si los vómitos ocurren intensos y frecuentemente o repetidos a lo largo de semanas, deberemos preguntar al veterinario. Lo mismo sucede con las heces blandas o diarrea. Si el gato evacua frecuentemente y las heces son muy blandas, si tienen sangre, moco o si son líquidas, debemos llevarlo al veterinario.
Enfermedades comunes en gastritis de gatos:

Una vez identificados los síntomas de un gato con gastritis, debemos comprender cuáles son las causas que pueden provocar trastornos gastrointestinales en el gato. Entre las enfermedades más comunes:

        Parásitos del sistema digestivo: Están presentes en especial en gatos jóvenes o gatos adultos, que conviven con otras enfermedades que desgastan el sistema inmunitario.

    Enfermedades infecciosas: Como la panleucopenia felina, acostumbran a ocasionar diarrea con sangre, deshidratación, fiebre, anorexia, etcétera.
    A veces, el inconveniente estomacal en el gato es secundario a otras enfermedades, como, por servirnos de un ejemplo, las enfermedades nefríticos que son responsables del vómito.
    Envenamiento o intoxicación: Puede dañar el sistema digestivo. Ciertos fármacos pueden ser tóxicos y ocasionar vómitos, náuseas o diarrea.
    Una obstrucción intestinal: Puede crear problemas digestivos. Los gatos, en menor medida que los perros, pueden ingerir cuerpos extraños como hilos, fragmentos óseos o espinas y tienen, como resultado, inconvenientes gastrointestinales.
   Además de esto, los gatos pueden padecer de enfermedades inflamatorias intestinales, un trastorno que se vuelve crónico, como el síndrome de mal absorción, intolerancias alimenticias, alergias incluso neoplasmas.
   
Cuidados de la gastritis en los gatos:


Los síntomas de un gato con gastritis son muy afines, vemos que las causas pueden ser por varios motivos. Por consiguiente, si no observamos ninguna mejora y el gato empeora o si ve más síntomas, debemos ponernos en contacto con el veterinario, para darle el tratamiento conveniente, y concretar la causa precisa de la enfermedad.

Las pruebas para poder hacer un diagnóstico, son: 

Análisis de heces bajo un microscopio. 

Análisis de sangre. 

Análisis abdominal.

Las obstrucciones intestinales pueden aun requerir cirugía. Los fármacos a emplear van a depender de la causa, la alimentación y su reintroducción tras la enfermedad y a lo largo de exactamente la misma, es un factor determinante para una restauración conveniente.
Gastritis en gatitos:

La gastritis en gatitos pequeños se deben en particular a su vulnerabilidad a los inconvenientes estomacales. En los cachorros, una infección de plagas puede ser mortal, provocan diarrea fuerte. El inconveniente en los gatitos es que si eliminan más líquidos de los que ingieren, pueden deshidratarse en un corto periodo de tiempo. Por tanto, precisarán asistencia veterinaria inmediata. Además de esto, si todavía no están vacunados, pueden contraer enfermedades graves como la panleucopenia felina, con lo que solo se puede aplicar un tratamiento de apoyo.

Además, si adoptamos un cachorro de gato, debemos ir al veterinario para hacerle un chequeo, desparasite al gato y se le vacuna con las vacunas correspondientes a su edad. 


¿Qué puede comer un gato con gastritis?

Distinguiremos dos etapas, la pertinente a la restauración tras los síntomas de un gato con gastritis y nutriendo al gato con gastritis crónica:

    Es normal que, si un gato ha pasado cierto tiempo sin comer y está desgastado, no muestra mucho interés en el alimento. Podemos iniciar ofreciéndole comida apetitosa para la convalescencia, simples de digerir, con una consistencia líquida o cremosa. Ofrecerle sus comidas preferidas puede ayudarle a comenzar a comer.

    Por otra parte, si nuestro gato padece de gastritis crónica, va a ser el veterinario quien prescriba las comidas más convenientes. Debemos ser rigurosos con la nueva dieta de nuestro gato, en cuanto que otro tipo de comida podrían provocar los síntomas de la gastritis en el gato nuevamente. Podemos escoger entre comida húmedos o pienso. Si deseamos decantarnos por comidas caseras, debemos preparar un menú recomendado y precripto por nuestro veterinario. Si el trastorno digestivo es ocasionado por una enfermedad sistémica, la dieta ha de ser concreta.

Este artículo es puramente informativo, no estamos en nuestro derecho a prescribir tratamientos veterinarios ni hacer ningún tipo de diagnóstico. Le invitamos a llevar a su mascota al veterinario en caso de que tenga algún tipo de malestar.