Ojos de perros enfermos

Las diez enfermedades oculares caninas más frecuentes

En este artículo vamos a hablar de las enfermedades de perros en los ojos mas comunes. Si bien los ojos tienen mecanismos de protección como el tercer párpado o las lágrimas, están inclinados a padecer perturbaciones debido al tiempo, cuerpos extraños, bacterias, causas innatas, etcétera. Cualquier inconvenientes con los ojos del perro, como secreción, hinchazón o enrojecimiento, son motivos de preocupación. Vamos a llevar a nuestro perro al veterinario, puesto que muchas enfermedades, si no se tratan adecuadamente y a tiempo, pueden conducir a la ceguera.

Continua leyendo el artículo para descubrir todas y cada una de las enfermedades más habituales en los ojos del perro e ir al veterinario con toda la información precisa para un diagnóstico adecuado.

Tabla de contenidos

    Enfermedades oculares caninas: lista completa
    Prolapso de la glándula lagrimal del tercer párpado
    Conjuncte en el perro
    Keratoconojuncte Seco
    Epifora
    Ulcera a la córnea del perro
    Catarata en el Perro
    Uveite en el perro
    Glaucoma en el perro
    Cheratite en el perro
    Eyelid Mood

Enfermedades oculares caninas: lista completa.

Las enfermedades más usuales a los ojos del can son:

    Prolapsse de la glándula lagrimal del tercer párpado
    Conjuncte
    Akeratoconjuncte seco
    Epifora
    Ulcere a la córnea
    Cataratta
    Uveite
    Cheratite
    Glaucoma
    Tumore en el párpado

Prolapso de la glándula lagrimal del tercer párpado:

Repasamos enfermedades de los ojos del perro hablando de una anomalía usual, conocidamente como "ojo de cereza", esto es, el prolapso de la glándula lagrimal ubicada en el tercer párpado. Cuando esta glándula sale, irrita la superficie del ojo, ocasionando conjuntivitis. Es propio de razas como Cocker o Beagle.

La glándula es la responsable del desgarro del ojo, si se elimina podría crear problemas de sequedad ocular, por tal razón se aconseja "reubicarlo", si bien hay que saber que, con el tiempo, podría repetirse.
Conjuntivitis en el perro

Esta enfermedad en los ojos del perro consiste en inflamación de la membrana mucosa que cubre el interior de los párpados, ocasionando enrojecimiento y secreción. Hay múltiples causas de conjuntivitis en el perro, como una alergia, que afecta los dos ojos, o bien cuerpos extraños, que afectan solo a un ojo. La conjuntivitis puede ser:

    Serosa: con secreción clara, transparente y líquida, en general ocasionada por el viento o el polvo. Causa picazón.
    Mocosidad: con secreción mucosa que se produce en los folículos del tercer párpado tras una reacción provocada por cualquier agente irritante o infeccioso.
    Purulenta: con la presencia de pus debido a la acción de las bacterias. Esta secreción forma cortezas en los párpados.

Para tratar la conjuntivitis en el perro es preciso hacer un diagnóstico adecuado, entonces llevando el perro al veterinario, te recetará un antibiótico y te asesorá para limpiar bien los ojos dañados.

Queratoconjuntivitis Seca:

Esta enfermedad en los ojos del perro, conocida como ojo seco, es la causa de un trastorno de las glándulas lagrimales que causa el desgarro, con lo que se seca por fuera. La característica de esta enfermedad es la aparición de secreción compacta y purulenta, en tanto que las lágrimas tienen una capa aguada, que se ve perjudicada por el queratocono. Si observamos esta secreción en el ojo de nuestro perro, por norma general va acompañada de un ojo opaco, deberemos ir al veterinario, si no se cura a tiempo, podría dañar la córnea y ocasionarle ceguera.

Hay varias causas que pueden justificar un ojo seco, como lesiones en las glándulas lagrimales debido al moquillo. Otros casos son desconocidos. El veterinario hace un diagnóstico midiendo el volumen del desgarro del ojo a través de la prueba test de Schirmer. Existe la posibilidad de hacer una operación quirúrgica
Epifora

La epífora es una enfermedad a los ojos del perro caracterizada por abundantes lagrimeos. La humedad en la piel puede hacer que se infecte. Podría ser el síntoma de más anomalías o bien señalar la presencia de un cuerpo extraño, para esto es preciso preguntar al veterinario.

La epífora es usual en razas como Poodle, Maltes o bien Pequinés, donde se puede observar una mácula de color cobrizo rojizo bajo el ojo. La reacción de las lágrimas con luz es quien se encarga de estas máculas. Un fármaco que evita esta reacción se puede corregir, con lo que aun si el desgarro sigue, la tinción desaparece. No se aconseja la cirurgia por el hecho de que podría ocasionar el efecto opuesto, o sea, el ojo seco.
Úlcera en la córnea del perro:

La úlcera corneal del perro es una lesión que afecta la parte media y también interna de la córnea. En la mayor parte de los casos esta enfermedad en los ojos del perro es ocasionada por traumatismo, mas otras úlceras pueden estar relacionadas con queratoconjuntivitis secos, diabetes o la enfermedad de Addison.

El veterinario puede diagnosticar la presencia de la úlcera usando fluoresceína en el ojo, que sirve para colorearla y observar posibles lesiones en la córnea. En un caso así, la visita inmediata al veterinario es la mejor solución, puesto que si la enfermedad avanza podría ocasionar la pérdida del ojo del perro. El veterinario prescribirá el fármaco conveniente y, en el caso de que no sea suficiente, deberá recurrir a la cirugía.
Cataratas en el Perro:

Las catarata en el perro implica la trasparencia de la lente. Con una película grisácea en la pupila. Esta enfermedad en los ojos del perro puede ser hereditaria. Las cataratas congénita es común en razas como Cocker, Schnauzer, Poodle, Golden, Labrador o bien Husky. Aparece antes de los seis años en los dos ojos, si bien no siempre y en todo momento simultáneamente. Las cataratas adquiridas, por otra parte, son el resultado de la vejez o bien otras enfermedades. La catarata senil empieza en el centro de la lente y se expande. El tratamiento es una cirugía, si bien ciertas cataratas juveniles desaparecen de manera espontánea en más o menos un año.
Uveítis en el perro:

Esta enfermedad en los ojos del perro implica al iris y al cuerpo ciliar. Es un síntoma común de varias enfermedades y causa mucho dolor, desgarro, enrojecimiento, fotofobia y protuberancia del tercer párpado. La pupila se encoge y lucha por reaccionar a la luz. Puedes observar cierta opacidad en el ojo.

Glaucoma en el perro:

Esta enfermedad en los ojos del perro es también seria y puede ocasionar ceguera. Ocurre cuando se genera un estado de lagrimeo, con lo que aumenta la presión en el ojo y causa perturbaciones en el nervio óptico y la retina. Puede ser primario, hereditario en razas como Beagle, Cocker, Basset Hound, o bien secundaria, el efecto de la complicación de esta enfermedad deberá ser tratada debido al traumatismo.

El glaucoma en el perro causa dolor, desgarro, opacidad en la córnea y pupila dilatada. El glaucoma se agranda y comprime el globo ocular del ojo que lo volverá ciego. Para evitar la ceguera, el glaucoma agudo debe tratarse de forma inmediata, a través de un apósito que reduzca la presión intraocular. Así mismo se puede requerir cirugía. En el caso del glaucoma crónico, el ojo, aun si es ciego, puede ocasionar dolor y se inclina a padecer lesiones.
Queratitis en el perro:

La queratitis en perros es una enfermedad ocular que genera inflamación de la córnea, que se empaña y pierde trasparencia. Hay desgarro intenso, fotofobia y protuberancia del tercer párpado.

Hay tipos diversos de queratitis en perros, como queratitis ulcerosa, queratitis infecciosa, queratitis intersticial, queratitis pigmentada y queratitis vascular. Todos estos géneros de queratitis en el perro han de ser tratadas a tiempo para evitar que se queden ciegos.
Cáncer de párpado:

La última enfermedad ocular del perro que vamos a hablar es el cáncer de párpado. Estas son glándulas que se hallan en los párpados y generan una substancia sebácea. Estos tumores tienen la manera de una coliflor, pueden ser simples o bien múltiples.

Hay tumores usuales en los párpados del perro que son los adenomas sebáceos, por norma general son benignos, que aparecen en perros ancianos. Es también usual como una verruga y es ocasionada por el virus del papiloma canino. En todos estos casos se aconseja eliminarlo por el hecho de que el roce podría ocasionar lesiones en la córnea.

Este artículo es puramente informativo, no estamos en nuestro derecho a prescribir tratamientos veterinarios ni hacer ningún tipo de diagnóstico. Le invitamos a llevar a su mascota al veterinario en el caso de que tenga algún tipo de malestar.