¿Por qué mi gato come mucho?

Mi gato siempre quiere comer

Mi gato siempre y en todo momento está hambriento: ¿qué hacer?


Este gato come todo cuanto le pones en el comedero y no pierde la ocasión de hurtar comida ¿Comió de más y sigue maullando como si todavía estuviese hambriento? 

La obsesión por el alimento en gatos es un inconveniente común y bastantes personas no saben de que forma resolverla o temen privar al gato del alimento que precisa.

En este artículo ayudaremos a aquellos que se hallan en esta situación que tienen un gato hambriento en todo momento. ¿Qué hacer?. Sigue leyendo para leer nuestros consejos.

Tabla de contenidos

    ¿Por qué razón el gato siempre y en todo momento tiene apetito?
    Gato comiendo demasiado: ¿síntoma de una enfermedad?
    Gato que siempre y en toda circunstancia come por hastío o bien inconvenientes psicológicos
    Gato siempre y en toda circunstancia tiene hambre: consejos útiles

¿Por qué razón el gato siempre y en todo momento tiene apetito?

De manera directa vamos al punto del tipo de comida que come. Si el gato siempre y en todo momento tiene apetito, de manera frecuente, la causa es el alimento que le das. Por el hecho de que aun si come todo el día, no recibe las propiedades nutrientes, necesita comer saludable y crecer bien. 

Mira a tu gatito: ¿Está muy delgado o te percatas de que tiene sobrepeso?

La mayoría de los gatos precisan comer dos veces al día, si desatiendes al gato o el alimento que le das es de mala calidad es muy normal que siempre tenga apetito y te solicite más comida de forma continua. Recuerda que los gatos jóvenes deben tomar proteínas de calidad en caso contrario corren el peligro de padecer de deficiencias nutricionales graves. El hambre del gato está de manera estrecha relacionado con las proteínas que toma con la dieta, con lo que si no recibe suficiente, seguirá teniendo apetito.

Tienes varios animales en la casa, trata de mantener los cuencos en lugares diferentes. Por poner un ejemplo, muchos perros tienden a hurtar la comida para gatos o los gatos pueden hurtarse el alimento del perro, el uno al otro por territorialidad o celos.
¿Es síntoma de una enfermedad que mi gato coma demasiado?

Un gato puede comer demasiado por el hecho de que está enfermo. Muchos problemas médicos pueden ocasionar cambios nutricionales o físicos, incrementando el hambre del gato.

No te preocupes: Prácticamente todas las enfermedades que tienen como síntoma el apetito excesivo pueden ser tratados sencillamente si se diagnostican a tiempo. Ciertos de ellos son hipertiroidismo, tiroides hiperactiva, diabetes (que, debido a la caída de azúcares, el gato se encontrará más hambriento y sediento).
¿Mi gato come por aburrimiento o por inconvenientes psicológicos?
Hace poco tiempo se descubrió que los gatos que padecen de inconvenientes psicológicos o de trastornos pueden tener comportamientos que son peligrosos para su salud, como una obsesión con el alimento. El gato puede padecer de un trastorno alimentario, el inconveniente no es físico, sino más bien psicológico. Las causas precisas del trastorno todavía no están claras, la terapia se realiza tratando de cambiar el comportamiento del animal. Si el gato siempre tiene apetito y no puede localizar una solución, llévalo al veterinario o a un especialista en comportamiento felino, primeramente observa si tiene los próximos síntomas:

    Tritura la comida de otros animales de la casa justo después de comerse su propia comida.
    Cuando se percata que comes o es capaz de saltar encima de la mesa con el objetivo de comer de manera directa de los platos.
    Maulla con desesperación mientras que pones comida en su tazón.
   
La rehabilitación del gato y la modificación del comportamiento van a ocurrir de esta manera:

        Tocar con el gato.
        Aburriemiento se asocia con el agobio, y en ciertos casos, los gatos tienen ganas de comer aunque no tegan apetito.

    Premiarlo cuando se comporta bien y también ignorarlo cuando se comporta mal.
    Adornar sus espacios con pasarelas, rascadores, y juegos para gatos.
    Muy importante: no debe haber comida en torno a la casa (por comida nos referimos a pienso o comida húmeda o cualquier comestible conveniente para el consumo humano).

Consejos útiles:

Si tu gato siempre y en toda circunstancia tiene apetito, ahora te damos ciertos consejos para comprender si la situación mejora. Para hacerle perder su obsesión por el alimento se precisa, paciencia y constancia. Ahora te damos ciertos consejos útiles para ponerla en práctica para intentar solventar la situación.

        Comprar la comida de mejor calidad que contenga las proteínas que el gato precisa. De esta forma se va a sentir lleno más tiempo y, al tiempo, comerá los nutrientes que precisa.
        Si come pienso, dos veces por semana lo puedes poner a remojar con caldo casero sin sal y sin cebolla. Lo encontrará como una nueva novedad y más agradables y dejarán de buscar comida en otro sitio.
        Además de esto, asegúrate de que siempre y en todo momento tiene agua fresca y limpia en el tazón a fin de que continúe hidratado y esté siempre y en todo momento bien.
        Establece horarios concretos de comida y respétalos, estableciendo una rutina concreta.
        Cuando empiece a solicitar comida, ignóralo. Si estás usando una computadora, portátil o una tablet, procura moverte a otra localización y evitarlo nuevamente, es fundamental no ceder, y mucho menos darle golosinas para los gatos, si cedes lo que harías es fortalecer el comportamiento.
        No comas delante del gato, trata de comer cuando el gato también coma adaptandolo a la rutina  y oculta cualquier clase de comida de su vista y alcance.

    Nunca le des comida fuera de horario.
    Acaricia al gato cuando puedas, de esta forma se va a sentir menos solo y se aburrirás menos. Si la causa del inconveniente fue aburrimiento, vas a ver una mejora significativa y el gato ya no siempre y en todo momento va a tener apetito.