¿Pueden beber leche los perros?

¿Se puede dar leche a los perros?

La nutrición del perro es uno de los factores a los que debemos prestar más atención si deseamos asegurarle la mejor vida. Con independencia del tipo de comida que le damos, la comida natural es lo más recomendado por sus valores nutricionales. Por consiguiente, dar carne, pescado, frutas y verduras al perro, no solo le dejará gozar de exquisitas comidas, sino que le va a traer importantes beneficios como la calidad de los productos, vitaminas, minerales, fibra, proteínas.

perro intolerante a la leche

Si acabamos de adoptar un cachorro, a lo largo del proceso de escoger la mejor comida para nuestro perro, es común albergar dudas, como, por servirnos de un ejemplo, si los cachorros pueden tomar leche. En el presente artículo vamos a hablar de esta bebida tan consumida en el mundo entero, te vamos a explicar si puedes dar leche a los perros y, si es de esta forma o de qué otra manera.

Tabla de contenidos

¿La leche es buena para los perros?

En el nacimiento, los perros se alimentan únicamente de leche materna a lo largo de las primeras semanas de vida. Durante los primeros meses de vida, la madre naturalmente los amamanta. Por ende, en esta primera etapa de la vida del cachorro, la leche es esencial para asegurar su adecuado desarrollo.


¿Por qué razón muchas veces oímos que dar leche a perros adultos no es bueno?

En la composición de la leche se encuentra la lactosa, un tipo de azúcar presente en la leche que todos y cada uno de los mamíferos generan. Para sintetizar la lactosa y transformarla en glucosa y galactosa, todos y cada uno de los pequeños, incluyendo los cachorros, produciendo, en grandes cantidades, una enzima, llamada lactasa. Disminuye su producción conforme el cachorro crece y adquiere nuevos hábitos alimentarios. 

El sistema digestivo de la mayor parte de los animales está en continua evolución por el hecho de que se amolda a las distintas etapas de desarrollo. Por tal razón, cuando dejas de tomar leche, el organismo estima que no precisa generar tanta lactosa e inclusive puede desarrollar, intolerancia a la lactosa como una parte del proceso de adaptación natural y esta es la razón primordial por la que no se aconseja dar leche a un perro adulto.

No todos los perros y cada uno de los cachorros dejan de generarlo de exactamente la misma forma y, en realidad, no todo el planeta es intolerante a la lactosa. En especial aquellos que siguen tomando leche de vaca tras el destete pueden seguir generando una cierta cantidad de lactosa para digerir esa lactosa. En consecuencia, ciertos perros toman leche sin síntomas negativos.

Todo depende del organismo del propio animal, permitirlo o no. En el caso de que lo acepte, tomar leche puede ser positivo siempre que se utilice adecuadamente, moderadamente y teniendo presente que se le puede dar como complemento a la dieta, pero no como la comida primordial.


¿Se puede dar leche a los cachorros?

Los cachorros pueden tomar leche materna sin inconveniente. Generalmente, el destete empieza a suceder naturalmente a la cuarta semana de vida, cuando se pueden introducir comida sólida a fin de que puedan comenzar a habituarse. No obstante, en este periodo siguen tomando leche materna, con lo que la lactancia materna no acaba antes que el cachorro alcance los dos meses de vida. 

Por tal razón, no se aconseja separar los cachorros de la madre, antes de las ocho semanas, y no solo con el objetivo de no obstruir la lactancia, sino más bien que a lo largo de estas primeras semanas los cachorros empiezan el periodo de socialización. La separación prematura obstruiría estas relaciones tempranas y podría crear problemas de comportamiento futuros.


¿Un cachorro puede tomar leche de vaca?

Se puede dar el caso que la mamá de los cachorros no genera suficiente leche materna o que nos hemos encontrado una camada que ha quedado huérfana. En semejantes casos, ¿pueden los cachorros tomar leche de vaca? La contestación es NO. 

leche cachorros especial para lactantes

Es necesario precisar para conseguir leche especial para para perros lactantes, que precisan ser amamantados, deben de ser elaborados para satisfacer las necesidades de esta especie animal, en tanto que, si bien todos y cada uno de los mamíferos generan leche, la composición es diferente pues, no todos y cada uno de los aparatos digestivos de los animales son exactamente los mismos. 

La leche de vaca forma la mitad de las calorías de la leche de una perra hembra, y por tanto, las necesidades nutricionales de los cachorros aún no se satisfacen. El inconveniente de dar leche de vaca a un cachorro de perro, sería la única comida sin saber si la puede digerir o no, y tampoco sería suficientemente nutritiva para alimentarlo.


¿Cuánto tiempo debe amamantarse a un cachorro?

Se debe iniciar la introducción de comida sólida a partir de la tercera o cuarta semana de vida, alternando con leche materna o leche especial para cachorros lactantes. Conforme crezcan, se reducirá la alimentación de leche y se aumentará las comidas sólidas. Así, tras un par de meses de vida, ya pueden alimentarse solo con comida sólida.

Es esencial resaltar que para fomentar la masticación del cachorro, se aconseja humectar la comida en agua hasta los dos o tres meses de vida.


Si tu cachorro ya come sólido, ¿Puede tomar leche?

Si no tiene síntomas de intolerancia a la lactosa, el cachorro puede tomar leche muy de vez en cuando. En todo caso, siempre y en todo momento es conveniente decantarse por leche sin lactosa o leche vegetal baja en azúcar.


¿Se puede dar leche a los perros adultos?

Los perros adultos generan una cantidad pequeñísima de la enzima lactosa o ninguna, posiblemente desarrollen una intolerancia a la lactosa, con lo que es completamente contraproducente darles leche. 

No obstante, Si el animal no tiene síntomas que muestren la aparición de este trastorno, puede darle leche como un suplemento de dieta cada cierto tiempo, no como habitual a diario.


¿Cómo saber si el perro es intolerante a la lactosa?

Para saber si un perro verdaderamente puede tomar leche, es preciso tener más información sobre este trastorno. Cuando el intestino delgado del perro deja de generar la enzima lactasa, la lactosa en la leche no puede, con lo que no se divide y  cambia de forma automática al intestino grueso sin ser digerido, lo que hace que fermente y, como resultado, desarrolla una serie de reacciones en el cuerpo para expulsarlo. Por tanto, en los casos en que el cuerpo sea imposible de digerir la lactosa, se muestran los próximos síntomas de intolerancia:

  • Diarrea.
  • Vómito.
  • Dolor abdominal.
  • Flatulencias.
  • Inflamación abdominal.

La lactosa y la alergia en perros.

La intolerancia y la alergia son dos temas distintos, con lo que es preciso aprender a distinguirlas. La intolerancia afecta solo al sistema digestivo, al tiempo que al sistema inmunitario. Esto es debido a que la alergia es ocasionada por una hipersensibilidad del cuerpo al contacto con una determinada substancia. De esta forma, en contacto con el cuerpo, se provocan una serie de reacciones como las siguientes:

  • Dificultades respiratorias.
  • Tos.
  • Prurito y enrojecimiento de la piel.
  • Otitis.
  • Urticaria en la zona del párpado y el hocico.

La dermatitis alérgica acostumbra a ser uno de los primeros síntomas, así como dificultad para respirar, con lo que si aparece uno de estos signos, no debes darle más leche al perro y acudir al veterinario.


Beneficios de la leche para los perros.

Si el perro permite la leche sin inconvenientes, son muchos los beneficios que esta bebida puede traer a su organismo. La leche de vaca es rica en proteínas de alto valor biológico, hidratos de carbono, magnesio, fósforo, potasio, sodio, vitamina C, vitaminas del conjunto B, vitamina liposoluble de tipo A, vitamina liposoluble de tipo D y lípidos. No obstante, si hay un factor, que se encuentra en gran cantidad en la leche de vaca, que se distingue por su alto valor nutricional, esto es sin duda el calcio. 

El consumo de este mineral es fundamental en todas y cada una de las etapas de la vida del can, se vuelve todavía más relevante a lo largo de la etapa del cachorro, puesto que favorece el desarrollo óseo conveniente. Además, ser la leche de todas y cada una de las especies animales ricas en grasas y azúcares, fomenta el adecuado desarrollo por norma general.

Los cachorros deben ingerir esas grasas, azúcares, vitaminas y calcio contenidos en la leche materna. A lo largo de la fase de destete, si el cachorro permite la leche de vaca, oveja o cabra, cada cierto tiempo puede tomarla para beneficiarse de ella. A lo largo de la edad adulta y la vejez sucede lo mismo, siempre y en todas las circunstancias, que el perro no muestre signos de intolerancia o alergia, puede tomar leche moderadamente.


¿Puedes darle leche de soja, avena o leche de almendras a los perros?

La leche vegetal no contiene lactosa, con lo que es buena opción darle esta leche a tu perro. ¿Qué tipo de leche vegetal es preferible? Las que posean menos azúcar y, por ende, sean menos caloríficas. En consecuencia, la leche de soja, la leche de arroz, la leche de avena y la leche de almendras son las más recomendadas, a la vez que en el envase se indique "sin azúcares añadidos". 

¿Pueden los perros tomar leche de coco? Esta es una de las leches vegetales más caloríficas, con lo que no es una de las más convenientes para perros. No obstante, si está presente en una receta o se ofrece esporádicamente, no tiene efectos negativos. El inconveniente se encuentra en su abuso.


¿De qué manera darle leche a los perros?

Si nuestro perro puede tomar leche, es hora de aprender a administrarla y lo primero es seleccionar el tipo de leche. Para los cachorros, la leche entera no es un inconveniente por el hecho de que las grasas y azúcares que la componen son buenas. 

No obstante, cuando sean para perros adultos o ancianos, es mejor decantarse por leches parcialmente desnatadas. Esta clase de leche no contiene menos calcio, la cantidad es exactamente la misma que la de la leche entera, la diferencia entre ellos se encuentra en las vitaminas grasas y solubles en grasa. A lo largo del proceso de desnatado de la leche, las grasas que se encuentran en ella se suprimen y, como resultado, las vitaminas disueltas en estas grasas, que son D, A, Y. También en el mercado encontramos leche desnatada enriquecida con estas vitaminas perdidas.

Has adoptado un perro adulto o anciano y prefiere no correr peligros, se aconseja usar leches sin lactosa o bien cualquiera de los productos lácteos vegetales indicados en la sección precedente. En lo que se refiere a las formas de darle una leche al perro, la más simple y rápida es verter leche en su tazón y dejar que tome. La cantidad de leche cambia en dependencia de la edad y el tamaño del perro, siempre y en todo momento es bueno observar e iniciar con pequeñas dosis.


¿Quieres crear el menú para tu perro? 

Te recomendamos preparar helados, pasteles cupcake productos caseros. Por medio de estas recetas el perro consume leche y otras comidas excelentes para él, mientras que se divierte comiendo. Singularmente a lo largo de la época de calor, los helados son muy aconsejables y son un exquisito tentempié natural. Prueba nuestras recetas para hacer feliz a tu mejor amigo de cuatro patas.


¿Los perros comen derivados de la leche?

Ya hemos visto que los perros pueden tomar leche, si su organismo la aceptan, pero ¿qué sucede con el yogur o el queso? Los perros pueden comer yogur de manera perfecta pues es un derivado de la leche con una cantidad pequeñísima de lactosa. Además de esto, es de las mejores comidas para perros debido a su composición, puesto que el yogur natural es una genial fuente de probióticos, que favorecen la vegetación y regulan el tránsito intestinal. Lógicamente, debe ser yogur natural sin azúcar.

Siempre que el queso sea fresco. No se aconseja en lo más mínimo queso, curado, semidesnatado, gorgonzola. 

Un buen desayuno para un perro puede ser un yogur natural mezclado con una cucharadita de avena y piezas de queso fresco, completo, nutritivo y exquisito.

Por otra parte, el Kéfir de leche es otra de las comidas para perros, enormemente recomendado por los dietistas caninos.

Este producto contiene todavía más probióticos que el yogur natural y sus propiedades son todavía mejores. El Kéfir es ideal para cachorros, perros adultos y perros viejos.