Razas de gatos sin pelos

Siete razas de gatos sin pelos.

La mayoría de los gatos se identifican por un abundante manto, lo que le da un aspecto salvaje. No obstante, hay otras razas felinas admiradas por precisamente lo opuesto, la ausencia de pelo. Exactamente esta característica produce polémica y creencias muy contradictorias pues hay quienes se sienten incómodos cuando ven a un gato sin pelo y hay quienes en cambio exaltan sus ventajas, como no tener que quitarse los pelos de la ropa y los pelos desperdigados por la casa y no tener que peinarlos con demasiada frecuencia.

Gatos desnudos, (otro nombre por el que lo llaman), mas en el presente artículo deseamos indicaremos en profundidad sobre sietes razas de gatos sin pelo, explicando las peculiaridades físicas y carácter.
Tabla de contenidos

    ¿Por qué razón hay gatos sin pelo?
    Gatos sin pelo: Sphynx
    El gato elfo
    Gato Donskoy
    Levkoy
    Gato Bebé
    Gato Peterbald
    Kohana

¿Por qué razón hay gatos sin pelos?

La ausencia de pelos en gatos es el resultado de una mutación genética natural y se calcula que una raza felina sin pelos puede aparecer cada quince o bien veinte años. El gen de la calvicie en los gatos es raro y recesivo razón por la que el costo de un gato sin pelo es altísimo. Además de esto, es fundamental cuidar la piel de estos animales especialmente si los dejas salir de casa, donde corren el peligro de estar expuestos a condiciones climáticas que, para ellos, pueden ser extremas (frío, lluvia, viento, calor excesivo,etc.).

Los gatos ya existían en el instante de la civilización pre colombiana. El descubrimiento se efectuó en el descubrimiento de jarros y objetos cerámicos en los que estaban representados estos gatos sin pelo. En nuestros días son prácticamente una moda, al tiempo que anteriormente, eran animales que se hacían amigos de los humanos.

Es preciso saber que la mayor parte de ellos tienen una fina capa de pelusas pequeñas de milímetros, inapreciable a primera vista. No obstante, se puede apreciar al acariciar a uno de estos gatos, pues en ciertas áreas (como las patas o la cola) se desarrollan más cuando se exponen al frío.

El gen de la calvicie está presente en perros, en razas de Sudamérica, como el perro sin pelo del Perú.
Gato sin pelo: Sphynx o gato esfinge.

La raza Sphynx es la más conocida, la primera en ser reconocida como una raza independiente. Es una raza de Canadá, el nombre rinde homenaje a la diosa egipcia Bastet, pues la raza se semeja a su apariencia física.

La ausencia de pelos puede dar una impresión de debilidad, en los gatos Sphynx, pero tienen un cuerpo fuerte, pertrechados con una musculatura bien desarrollada, y gozan de buena salud. Además de esto, son de tamaño mediano, tienen las orejas grandes y ojos verdes o azules. Ya antes de seleccionar a este gato como mascota, es bueno tomar en consideración el hecho de que precisan muchos cuidados de la piel para evitar la grasa excesiva y trastornos de la piel asociados.

El aspecto puede ser un tanto extraño para ciertas personas, tienen un carácter verdaderamente increíble por el hecho de que están equilibrados.
Gato sin pelo: El gato elfo y el más grande.

Esta es una de las razas felinas más extrañas del mundo, y como la más extraña en esta lista de razas de gatos sin pelos. Aparte de la calvicie, la particularidad de este gato son las orejas dobladas hacia atrás, el nombre de la raza deriva exactamente de esta manera. Semejantes peculiaridades físicas son el resultado del cruce entre otras muchas, de dos razas: Sphynx y American Curl.

Es una nueva raza que resalta por su robusto tamaño y cuerpo. Un gato elfo adulto puede pesar 10 kilos sin enseñar ningún síntoma de obesidad y es la raza de gatos sin pelos más grande de todas y cada una de ellas.
Gato sin pelo: Donskoy.

Los gatos Donskoy, conocido como Don Sphynx. Es una raza nativa de las riberas del río Don, Rusia. Se semeja tanto a los gatos Sphynx, que a lo largo de años se ha creído que descendían de ellos. Tras múltiples años de investigación de genética se ha llegado a la conclusión de que es una raza independiente. La diferencia más esencial se halla en el gen de la calvicie pues en los gatos Donskoy es dominante, al paso que en Sphynx es regresivo.

El carácter de Don Shpynx asimismo está equilibrado, es más sociable que un Sphynx, con lo que es idóneo para una casa donde hay pequeños o bien otros felinos.
Gato sin pelo: Levkoy.

Se afirma el nombre en sí, la raza procede de Ucrania y es bastante reciente, si bien los primeros especímenes fueron vistos a inicios del año 2.000. Fué reconocido como raza en 2.011 y nació de intersecciones entre el Scottish Fold y Donskoy, por tal razón no tienen pelaje, tienen un cuerpo robusto, son resistentes y tienen las orejas dobladas hacia adelante. De la misma manera que sus ancestros tienen un carácter sosegado y sociable y asimismo son muy fieles a la familia.
Gato sin pelo: Bebé.

El gato bebé tiene peculiaridades físicas muy particulares, en especial las piernas cortas, y tiene un aspecto muy diferente del resto de gatos sin pelos. Este es el resultado del cruce entre el Sphynx y el Munchkin. Esta raza felina es nueva y ha sido reconocida por poco más de diez años. Tiene la piel más seca que otros gatos sin pelos, con lo que precisan un cuidado y atención más precisa y cuidados de hidratación.
Gato sin pelo: Peterbald.

Es una raza nativa de la ciudad de San Petersburgo, Rusia, donde nació en la década de 1.990 como resultado del cruce entre los Donskoy y Siameses.Tiene un aspecto muy elegante y refinado que le da un aire oriental, con lo que es simple distinguirlo del resto de las razas de gatos sin pelos.

De cachorros, los gatos Peterbald tienen una fina capa de pelos milimétricos, que con el tiempo los pierden. De la misma manera que el gato bebé, tiene la piel más seca que los Sphynx, con lo que precisa demasiada atención como el resto tratándose de los cuidados de la piel.
Gato sin pelo: Kohana.

Nació en Hawái a inicios de la década 2.000, todavía no ha sido reconocido oficialmente. Por el momento se piensa que la raza deriva de una mutación natural de Sphynx, pero la hipótesis todavía no ha sido confirmada a nivel científico. Aparte de la ausencia total de pelos, los gatos Kohana se identifican por arrugas distribuidas por todo el cuerpo y es otra de las razas de gatos sin pelo más extrañas.