La diarrea en el perro

¿Cómo quitar la diarrea de mi perro?

La diarrea en perros es un inconveniente bastante habitual a lo largo de sus vidas. En ocasiones puede ser ocasionada por inconvenientes intestinales o por la ingestión de comida en mal estado. No obstante, las causas pueden ser variadas y pueden dar sitio a otros inconvenientes como la deshidratación y la carencia de nutrientes esenciales. Por tal razón es esencial que cada dueño, sepa actuar si la diarrea no se corta y actuar de forma rápida es vital, y más aún si es un cachorro.

diarrea en perros problemas digestivos

Tabla de contenidos

Causas de diarrea en perros:

Mocos y heces líquidas, o bien diarrea, no son una enfermedad, pero son un síntoma. Esto quiere decir que su aparición es la alarma que señala que existe alguna enfermedad o un trastorno en curso. Las causas más habituales son:

  • Reacción alérgica. 
  • Enfermedades intestinales. 
  • Parásitos. 
  • Mala comida. 
  • Objetos no comestibles. 
  • Estrés.

Si la diarrea es de forma frecuente, resulta bastante difícil reconocer la causa de la diarrea. Si el perro está vacunado, ha recibido tratamientos para desparasitarlo, tanto internos como externos y no tiene ninguna enfermedad, es muy posible que en poquitos días sane.

Si observas que el perro hace las necesidades y la sangre está presente en las heces, incluso en los vómitos, deberás llevarlo de forma inmediata al veterinario por el hecho de que son signos de algún inconveniente mayor.

Si un cachorro padece de diarrea, actuar tan pronto como resulte posible llevándolo al veterinario, para evitar la deshidratación. Los cachorros pierden fuerza de forma muy rápida, con lo que tener diarrea a lo largo de unos poquitos días puede crearles problemas graves, incluso una muerte fulminante.


¿Qué hacer si tu perro tiene diarrea?

Si has visto que el perro tiene diarrea, deberás tenerlo ayunando a lo largo de doce horas, por el hecho de que así su sistema digestivo se va a limpiar y se liberará. Es esencial observar las necesidades de tu peludo por el hecho de que a partir de ellos se puede comprender si todo está en bien.
El agua es fundamental que la tenga a su alcance y que esté fresca y limpia siempre, no quitarle el agua en el periodo de ayuno. Cambia el agua de forma frecuente, por el hecho de que debe sustituir los líquidos perdidos. Observa si el perro está bien en el periodo de ayuno, si no lo está, llévalo de forma inmediata al veterinario.


Bebida isotónica:

Incorporar una bebida isotónica diluida en un tanto de agua en el tazón para perros. Esta clase de bebida ayuda al perro a recobrar los electrolitos perdidos.


Cambiar la dieta:

Después del periodo de ayuno, el alimento ha de ser incorporado poquito a poco. Divide las comidas en tres o cuatro raciones pequeñas en el trascurso del día. Es mejor no sobrecargar el estómago con dosis abundantes. La dieta semi líquida es muy afín a lo que las personas siguen cuando tienen diarrea. Las comidas que lo componen son simples de digerir:

  •  Arroz blanco.
  • Pavo sin piel hervido o bien hervido.
  • Pescado hervido o bien a la parrilla.
  • Papa cocida.
  • Calabaza.

Un ejemplo de una ración de comida podría ser el arroz blanco con pollo hervido. De forma alternativa, puede sustituir el arroz con patatas cocidas y mezclarlo de igual forma con carne, pescado o con calabaza. Cocina la comida sin condimentos, ni especias a fin de que la digestión sea lo más ligera posible.

La dieta del perro se llevará a lo largo de tres o cuatro días, hasta el momento en que notes que se mejora. Esta clase de dieta semi líquida es también para los humanos, un antídoto eficiente contra un inconveniente intestinal normal. Si la diarrea sigue o bien el perro no desea comer, llévalo al veterinario, para que puedan administrarle comida por suero y vitaminas.


Agua de arroz:

El agua de arroz es muy simple de preparar y es ideal para facilitar la digestión. Es un remedio natural para combatir la diarrea y para que el tránsito intestinal vuelva a la normalidad. Puedes dárselo al perro tras el periodo de ayuno. Para prepararlo solo necesitarás arroz blanco redondo, el cual es el más rico en almidón.

Para cada vaso de arroz deberás incorporar tres de agua, sin agregar sal. Pon el agua a hervir y, cuando hierva, añade el arroz y cocínalo a lo largo de unos veinte minutos. Escurrir el arroz y reservar el agua. En el momento en que se ha enfriado y está a temperatura ambiente, se le puede dar al perro.


Probióticos:

Cuando tienes una enfermedad o bien un inconveniente gastrointestinal, la vegetación intestinal puede dañarse. Los comestibles probióticos poseen microorganismos que ayuda a restaurar la flora y hay múltiples combinaciones de probióticos que poseen diferentes cepas de bacterias.

Consulta a tu veterinario para descubrir cuál es el más conveniente para tu perro. Si la diarrea ha pasado en poquitos días y come de una forma normal y con hambre, estas substancias no van a ser precisas.


Consejos:

Para aprender más sobre la diarrea en el perro, aconsejamos que pueda conseguir más información, preguntándole al veterinario que tipo de comidas, frutas y verduras están prohibidas en los perros para asegurarse siempre en todo momento que tipos de comida no le sienta bien al perro.